Breve historia del Levantamiento de Varsovia de 1944

          La ciudad de Varsovia está dividida en dos partes por el mayor de los ríos polacos, el Vístula. En la orilla derecha del Vístula se halla el barrio de Praga. La mayoría de los barrios están situados en la orilla izquierda del Vístula: Wola, Żoliborz, Stare Miasto (ciudad vieja), Śródmieście Północne i Południowe (centro norte y sur), Ochota, Mokotów, Powiśle i Czerniaków.


Plano de Varsovia en 1933

          Antes de la guerra se llamaba a Varsovia el París del Norte. Era una ciudad bella, llena de vida. En 1939 la capital de Polonia contaba 1.289.000 habitantes, entre ellos alrededor de un 32% de judíos.


Vista de Varsovia en 1932

          El 1 de septiembre de 1939 las fuerzas alemanas hitlerianas atacaron Polonia comenzando la II Guerra Mundial. El 17 de septiembre de 1939 Polonia fue atacada por el este por un segundo agresor, la Rusia soviética. El 27 de septiembre de 1939, tras 3 semanas de defensa, los alemanes entraron en Varsovia. Comenzó el terrible período de los 6 años de la ocupación.

          Ya en el otoño de 1939 los hitlerianos habían comenzado la sistemática exterminación de la población de Varsovia, empezando por los ambientes intelectuales. La Gestapo llevó a cabo numerosos arrestos de miembros de la inteligencia, operando con cartas anteriormente preparadas. Los arrestados fueron llevados a las prisiones, enviados a los campos de concentración o asesinados en numerosas ejecuciones como la de Palmiry (bosque de Kampinos). Desde 1942 se intensificó la acción de razzias callejeras, los transportes de gente a los campos de concentración y a los trabajos forzados para el Reich junto con las ejecuciones masivas. Como resultado de estas actividades decae bruscamente el número de habitantes de la capital.
          En octubre de 1940 fue separada una parte significativa del centro creándose el muro que rodeaba el getto, donde se agrupó a los judíos que vivían en Varsovia y a los que habían sido traidos de las localidades de los alrededores. La población judía fue sometida a una exterminación sin piedad. En abril de 1943 se llevó a cabo la definitiva liquidación del getto que terminaría con el levantamiento del getto que estalló el 18 de abril de 1943 y duró hasta el 8 de mayo. Una lucha desigual, sin esperanzas, contra las divisiones de las SS, la asumieron un centenar de combatientes judíos. En el tiempo que duró el getto de Varsovia, fueron en él asesinados o llevados a los campos de concentración 370.000 judíos polacos. Tras la caída del levantamiento del getto, su terreno fue allanado con tierra.
           Desde el momento de capitulación de la capital en septiembre de 1939, empezaron a crearse en Varsovia estructuras clandestinas del movimiento de resistencia. Polonia como estado no firmó ningún acta de capitulación con respecto al III Reich. Se creó el gobierno polaco en el exilio, en el oeste surgieron fuerzas armadas polacas en Francia y Gran Bretaña. En el país aparecieron las siguientes organizaciones armadas clandestinas POZ, ZWZ transformadas en 1942 en el Ejército Nacional (AK) subordinadas al gobierno polaco en el exilio de Londres. Mientras tanto en junio de 1941 los alemanes hitlerianos atacaron la Rusia soviética que se convirtió de este modo en miembro de los aliados.
          En 1944 el territorio de Varsovia y sus alrededores fueron divididos en VII distritos por el Ejército Nacional, en los que actuaban estructuras organizadas del ejército clandestino. Respecto al frente soviético que se acercaba, en el mando del Ejército Nacional se tomo la decisión de llevar a cabo una lucha armada abierta en la capital. El objetivo de la acción era doble: la lucha contra las fuerzas alemanas que facilitaría a los rusos la conquista de Varsovia y la toma del poder por parte de las estructuras administrativas polacas en el momento en que los soviéticos traspasaran los límites de la ciudad.


Distritos del Ejército Nacional AK en Varsovia

          El mando del Ejército Nacional no era totalmente consciente de que el futuro destino de Polonia había quedado fijado durante la conferencia de Teherán donde los aliados habían decidido sin la participación del gobierno polaco en el exilio, que tras la liberación de la ocupación hitleriana, la tierra polaca quedara dentro de la esfera de influencia de la Rusia Soviética gobernada por Stalin. En los territorios polacos liberados mientras tanto por el Ejército Rojo Ruso y especialmente por las fuerzas de seguridad soviéticas NKWD, se permitieron múltiples actos de violencia contra las divisiones del Ejército Nacional AK junto al forzoso desarme y envío de sus miembros a los gulags.
          El 1 de agosto de 1944 a las 17.00 horas estalló el Levantamiento de Varsovia. Formalmente las fuerzas de los insurgentes eran significativas. A la lucha se alzaron alrededor de 50.000 insurgentes del Ejército Nacional organizados en grupos que abarcaban batallones y otras formaciones armadas así como un número menor de organizaciones clandestinas entre ellas el pro-comunista Ejército Popular. Desgraciadamente los insurgentes estaban mal armados. La dificultad de proporcionar armas a los almacenes clandestinos causó que en el momento del Levantamiento apenas un 40% de los soldados dispusiera de modestas provisiones de armas y municones. Según fuentes documentadas los soldados polacos tenían a su disposición:

1.000 ametralladoras corrientes
300 pistolas automáticas
60 metralletas
7 ametralladoras
35 fusiles antiacorazados y Piat
1.700 pistolas corrientes
25.000 granadas

Las provisiones y municionces estaban previstas para una lucha de varios días.

          Esto significó en la práctica que sólo uno de cada 10 insurgentes estaba armado. Los restantes pudieron contar con las armas capturadas del enemigo o cogidas de los compańeros caídos.

          El enemigo, cuyas fuerzas eran en total unos 50.000 soldados alemanes, gendarmes, policías y desertores rusos y asiáticos, disponía de una aplastante ventaja armada. A su disposición tenía tanques, aviones, trenes blindados, artillería, lanzatorpedos, gran cantidad de armas automáticas.


Situación de Varsovia durante la primera semana de lucha.

          La lucha llevada a cabo en varios barrios a la vez, trajo resultados diferentes. En la orilla derecha en el barrio de Praga duró apenas 3 días. La aplastante ventaja de los alemanes causó que los insurgentes de Praga tras algunos éxitos pasajeros regresaran a los subterráneos; una parte de ellos realizó un intento de cruzar el Vístula y de reforzar a las divisiones de los insurgentes que luchaban en orilla izquierda del Vístula.

          Desde los primeros días de agosto una lucha muy dura tuvo lugar en el barrio occidental de Wola. Las divisiones alemanas reforzadas por tanques empujaron a los insurgentes en dirección al Centro y a la Ciudad Vieja. Al mismo tiempo los hitlerianos empezaron una carnicería sin precedentes sobre la población civil. En pocos días los soldados alemanes ayudados por los desertores rusos y asiáticos asesinaron alrededor de 50.000 civiles, hombres, mujeres y niños. El 11 de agosto de 1944 cayó Wola.
          En el barrio de Ochota vecino a Wola, las luchas tuvieron lugar en puntos separados de resistencia. Los insurgentes, mucho peor armados, resistieron durante casi 2 semanas a las divisiones alemanas en ataque. El 11 de agosto cayó también Ochota. Estas luchas dieron tiempo a los insurgentes de otros barrios a una esmerada preparación de la defensa.

          El grueso de la lucha se desplazó en dirección este. Tras la liquidación de la resistencia en Wola y Ochota y la conquista de las arterias de comunicación hacia los pasajes de los puentes del Vístula, los alemanes cortaron el acceso entre el Centro y la Ciudad Vieja. Desde el 12 de agosto de 1944 comenzaron unas luchas muy duras para conservar este barrio. Lucharon aquí batallones escogidos que llegaron al combate desde Wola y de otras divisiones de la ciudad vieja: miles de heroicos soldados. Encerrados en un pequeño espacio, recibiendo balas de la artillería, bombardeados desde el aire, día tras día resisitieron en sus posiciones. Se realizaron intentos de pasar socorro de la Ciudad Vieja a la parte norte de Żoliborz y de unirse al Centro desde el sur. Desgraciadamente no trajeron ningún resultado.


Pasaje de canales desde la Ciudad Vieja al Centro.

          El 2 de septiembre las debilitadas divisiones de la ciudad vieja pasaron por los canales del casco Viejo al Centro y al barrio de Zoliborz. Al Centro llegaron unos 1.500 armados y unos 3.000 desarmados entre insurgentes y soldados. De Żoliborz fueron evacuadas alrededor de 800 personas. En el barrio totalemente destruido, quedaba una cierta cantidad de heridos acompañados por el personal médico. Muchos de ellos fueron asesinados y quemados en los hospitales de insurgentes después de que los alemanes cruzaran la Ciudad Vieja. El salvaje enemigo no respetó ninguna norma de lucha civilizada.


Fotos aéreas de la Ciudad Vieja durante el Levantamiento

          Tras la caída de la Ciudad Vieja los alemanes empezaron la pacificación de los siguientes barrios. Le tocó el turno a los barrios situados en el Vístula de Wiśle - Powisle y de Czerniakow. Fue una acción premeditada. Mientras tanto el frente ruso se acercaba a la línea del Vístula. El 13 de septiembre de 1944 fue ocupada por los rusos la parte de la orilla derecha de Varsovia - Praga. Los alemanes volaron los puentes del Vístula. La retirada de los insurgentes del Vístula tenía que dificultar a los rusos el eventual desembarco en la orilla izquierda. Estos, sin embargo, no se apresuraron a dicho desembarco.


Situacion tras la caída de Wola y de la Ciudad Vieja.

          Tras duras luchas, el 7 de septiembre los alemanes dominaron Powisle, el barrio entre la Ciudad Vieja y Czerniakow. De Nuevo como en Wola y en el Casco Viejo asesinaron a los heridos que estaban en los hospitales y a la población civil. Cayó la compañía eléctrica de Varsovia, conquistada en los primeros días de agosto en Powisle por los insurgentes. La ciudad quedó privada de energía eléctrica.


          Los siguientes ataques alemanes se movieron hacia Czerniakow. Se defendieron aquellas divisiones concentradas en el barrio al principio del Levantamienro reforzadas por los restos de las divisiones que habían salido por los canales de la Ciudad Vieja. El 15 de septiembre desde la orilla derecha del Vístula se realizó un intento de desembarco. Tomaron parte en el mismo las divisiones de soldados del Ejército Polaco formado en 1943 en Rusia que luchaba al lado del Ejército Rojo. Con la fuerza de los dos batallones se desplazaron hacia la orilla izquierda y conjuntamente con los insurgentes opusieron resistencia. No estando acostumbrados a las luchas callejeras, los soldados del desembarco perecieron masivamente. Después de algunos días fue evidente que el destino de Czerniakow estaba predestinado. El resto de los insurgentes pasaron por los canales al suroeste, al barrio de Mokotow; parte de ellos intentó navegar por el Vístula para llegar a los territorios liberados por los rusos.
          Cuando el 23 de septiembre cayó el ultimo punto de resistencia en Czerniakow, se repitieron las escenas de los barrios anteriores. La despiadada soldada hitleriana asesinó a los heridos, violó y disparó contra las enfermeras. En un gancho en el muro fue colgado el capellán de la división de los insurgentes que se había quedado con los heridos.


Luchas a mitad de septiembre.

          El grueso de la lucha se trasladó al proximo barrio, a Mokotow, situado en la parte sur de Varsovia. Duras luchas tuvieron lugar allí desde el 27 de septiembre de 1944. Los insurgentes intentaron conservar las posiciones conquistadas al principio del levantamiento. Retirándose gradualmente hacia una manzana de calles cada vez más estrecha, se defendieron obstinadamente. En Mokotow los hitlerianos se “hicieron famosos” por los consiguientes actos criminales. A pesar de que bajo la presión de los aliados los alemanes en la fase final del levantamiento reconocieron a los soldados del Ejército Nacional que luchaban en Varsovia como combatientes, el 27 de septiembre los gendarmes hitlerianos en la calle Dworkowa en Mokotow asesinaron a unos 120 insurgentes desarmados que se habían perdido en los canales cayendo directamente en manos de sus ejecutores. El 27 de septiembre Mokotów capituló. Parte de los defensores fue capaz de pasar por los canales del Centro para allí continuar la lucha.


          El 30 de septiembre capituló también el barrio del norte de Varsovia, Żoliborz donde los insurgentes desde los primeros días de agosto habían opuesto una eficaz resistencia a los alemanes en ataque.


          En manos de los polacos quedaba solamente la parte centro de la ciudad, sin acceso al Vístula y rodeada por todas partes por los ejércitos alemanes. Cayendo sin pausa proyectiles de la artillería y bombas de los aviones, convirtieron en ruinas las siguientes casas. No había electricidad, faltaban agua y alimentos. Y por encima de todo a los insurgentes les faltaban municiones.


          Durante el Levantamiento, en agosto y en septiembre, los aliados intentaron dar su apoyo lanzando armas y municiones. Sin embargo fueron poco eficaces. Los rusos no estuvieron de acuerdo con el desembarco de los bombarderos americanos en sus aeropuertos, lo que signigicaba para ellos la obligación de volver después de los lanzamientos a las distantes bases de Italia. Esto aumentó adicionalmente las pérdidas entre las máquinas y la tripulación que tomaban parte en la acción. A través de la división de la ciudad en determinados puntos de resistencia, la mayoría de las provisiones lanzadas en los paracaídas cayó en los terrenos ocupados por el enemigo.


Situación el día de la capitulación.


          Tomando en consideración la situación general, el 1 de octubre de 1944 la Jefatura principal del Ejército Nacional AK inició las conversaciones con los alemanes sobre la finalización de las luchas en Varsovia. El 2 de octubre fue firmada el acta de capitulación del Levantamiento. Las divisiones de los insurgentes fueron transformadas el 20 de septiembre de 1944 en Cuerpos de Regulares del Ejército Nacional de Varsovia. Después de entregar las armas pasaron a cautividad unos 15.000 soldados. Parte de los soldados se libró de la cautividad haciéndose pasar por población civil con la intención de continuar su actividad de conspiración.
          Habiendo sido previsto para unos días el Levantamiendo duró 63, siendo la mayor lucha por la libertad de este tipo en la historia de la II Guerra Mundial. A pesar de la enorme ventaja militar, los ejércitos alemanes tuvieron pérdidas enormes de casi un 50%: 10.000 capturados, 7.000 desaparecidos, 9.000 heridos. El Levantamiento fue comparado por ellos a la batalla de Stalingrado.
          El el Levantamiento cayeron unos 16.000 insurgentes y alrededor de 150.000 civiles. Miles de personas fueron heridas. Unos 650.000 civiles fueron llevados desde Varsovia al campo transitorio de Pruszkow y desde allí 150.000 de ellos a trabajos forzosos en Alemania y 50.000 a los campos de concentración.

Vista de Varsovia tras la caída del Levantamiento
Iglesia de San Alejandro (plaza de las Tres Cruces)


antes de la Guerra (ańo 1930)

tras la caída del Levantamiento.

          Tras la caída del Levantamiento, por orden expresa de Hitler, durante 3 meses la ciudad abandonada fue saqueada y sistematicamente quemadas y voladas sus casas por los alemanes. En los barrios donde tuvo lugar el Levantamiento la destrucción alcanzó un 85% de los edificios.
          El 17 e enero de 1945 entraron por las aguas heladas del Vístula a la Varsovia muerta las divisiones del Ejército Rojo y del Ejército Popular Polaco.


          Para entender completamente las causas del estallido del Levantamiento de Varsovia y del grado de determinación de los habitantes de la capital que luchaban por la libertad, hay que ser consciente de la gran presión a la que fue sometida Varsovia durante los ańos de la ocupación.
          En total las pérdidas de población de Varsovia entre 1939 y 1944 alcanzaron alrededor de 850.000 personas, entre las cuales unas 170.000 murieron durante el período del levantamiento; el resto de las víctimas fueron sin embargo resultado del sistemático y despiadado proceso de exterminación de los habitantes de Varsovia que duró en la época de la ocupación nazi.
          Para establecer una comparación, las pérdidas totales en Francia durante la II Guerra Mundial (ejército y población civil) alcanzaron unas 810.000 personas y en Gran Bretańa alrededor de 388.000.
          Las pérdidas totales de Polonia en la II Guerra Mundial (ejército y población civil) alcanzaron 6.850.000 personas.


Maciej Janaszek-Seydlitz
traducción: Susana Alegre Raso



Copyright © 2006 SPPW1944. All rights reserved.